Regula tu suministro de leche materna con un sacaleches

Muchas madres tienen problemas relacionados con un suministro de leche materna insuficiente. Dado que los pechos se basan en el principio de oferta y demanda, el uso de un sacaleches puede aumentar de forma muy eficaz tu suministro de leche materna. Si tienes demasiada leche, también existen medidas efectivas para reducir su producción.
Aumentar el suministro de leche materna

Cómo aumentar el suministro de leche con un sacaleches

Las extracciones frecuentes estimulan la producción de leche, pero la «extracción intensiva» trata de agilizar tu progreso sustituyendo una sesión de extracción convencional por una alternativa diseñada estratégicamente con la que vacías una y otra vez los pechos. Al hacerlo, puedes imitar la frecuencia con la que se alimenta un bebé cuando tiene un estirón, lo que envía a tu cuerpo la señal de que produzca más leche.

Para la extracción intensiva, elige una hora entera del día o de la noche (por ejemplo, las nueve de la mañana) y sigue este patrón de extracción:

  1. Extrae leche durante 20 minutos y luego descansa 10 minutos.
  2. Extrae leche otros 10 minutos y luego descansa 10 minutos.
  3. Vuelve a extraer leche 10 minutos.

El resto del día, extrae la leche como suelas hacerlo. A algunas mujeres les basta con usar este método de extracción intensiva tres días o noches consecutivos, mientras que otras tienen que realizarlo siete días seguidos para ver los resultados.

Reducir el suministro de leche materna

Cómo usar un sacaleches para reducir el suministro de leche

Si quieres reducir tu producción de leche, sigue esta estrategia: antes de cada toma, extrae a mano o con el sacaleches la cantidad de leche necesaria para ralentizar el flujo de leche. No extraigas demasiada, solo la necesaria para que termine la primera eyección. Si usas un extractor de leche, ponlo en el nivel más bajo posible. Cuanto más estimules los pechos y más leche extraigas, más producirá tu cuerpo para satisfacer la demanda que percibe.

Si has estado extrayendo leche porque quieres conservarla para el bebé, deja de extraerla hasta que tu suministro de leche se acerque más a la cantidad que necesita actualmente el bebé. Si necesitas tener más leche guardada pero quieres reducir el suministro de leche, empieza extrayendo la leche de ambos pechos hasta que se vacíen. Luego, dale a tu bebé un solo pecho entre dos y cuatro tomas consecutivas. Coloca al bebé en el pecho todas las veces que quiera, pero usa siempre el mismo. Puedes extraer leche del otro pecho (pero solo un poco) para aliviar la presión. Esta técnica suele empezar a funcionar al cabo de 24-48 horas.

Pregunta a tu profesional sanitario o consultora de lactancia cuál es la mejor forma de regular tu suministro de leche. Ten en cuenta la eficacia del tipo de sacaleches que usas. Los sacaleches eléctricos suelen ser más eficaces que los de mano, especialmente los sacaleches eléctricos diseñados para imitar los cambios de duración, fuerza y frecuencia de la succión del bebé.

 

Productos útiles
Productos útiles
Más información
Más información

Consejos útiles para la extracción de leche

Leer más

Suministro de leche materna: producción de leche excesiva o insuficiente

Leer más